inseguridad.es.

inseguridad.es.

¿Cómo prevenir la extorsión telefónica?

¿Cómo prevenir la extorsión telefónica?

La extorsión telefónica es un delito que amenaza la seguridad ciudadana, ya que pone en riesgo la integridad física y económica de las personas. De hecho, según datos de la Policía Nacional Civil de Guatemala, en el año 2020 se denunciaron 186 casos de este tipo de delito en el país. Por ello, es importante conocer cómo prevenir la extorsión telefónica y qué medidas tomar en caso de ser víctima de ella.

¿Qué es la extorsión telefónica?

La extorsión telefónica es un delito que se comete mediante el uso del teléfono. Consiste en que una persona desconocida se comunica con la víctima y le exige una cantidad de dinero a cambio de no causarle un daño personal o material. Para ello, el extorsionador suele utilizar amenazas, intimidaciones o engaños para obligar a la víctima a entregar el dinero exigido.

¿Cómo funciona la extorsión telefónica?

El modus operandi de la extorsión telefónica puede variar, pero generalmente sigue un patrón similar. En primer lugar, el extorsionador se comunica con la víctima y se presenta como un supuesto miembro de una banda criminal o de un grupo armado. Luego, le exige a la víctima que le entregue una cierta cantidad de dinero a cambio de no causarle daño a ella o a su familia.

Para hacer que la víctima crea en su historia, el extorsionador suele dar datos o informaciones verídicas que haya obtenido previamente mediante otras fuentes. Por ejemplo, puede mencionar el nombre de algún familiar o amigo, la dirección o el trabajo de la víctima, entre otros datos. También puede utilizar amenazas de muerte o de daño físico para asustar a la víctima y hacer que ceda a sus demandas.

¿Cómo prevenir la extorsión telefónica?

La mejor manera de prevenir la extorsión telefónica es estar alerta y ser precavido ante cualquier llamada sospechosa o inesperada. A continuación, algunos consejos que pueden ayudar a evitar este tipo de delito:

1. No contestes llamadas desconocidas: Si recibes una llamada de un número desconocido, no contestes y espera a que la persona deje un mensaje o llame de nuevo. Si la llamada es importante, la persona volverá a llamar o dejará un mensaje. Si no es así, probablemente se trate de una llamada de spam o de un intento de extorsión.

2. No compartas información personal: No reveles información personal a desconocidos por teléfono o por internet. No des tus datos bancarios, tu dirección, tu número de identificación personal (DPI), ni ningún otro dato que pueda ser utilizado en tu contra.

3. Usa el bloqueo de llamadas: Muchos teléfonos tienen la opción de bloquear llamadas de números específicos. Utiliza esta opción para bloquear los números que te han llamado previamente con fines de extorsión o spam.

4. Denuncia: Si recibes una llamada de extorsión telefónica o sospechas que alguien está tratando de extorsionarte, denuncia inmediatamente a las autoridades. No cedas a las demandas del extorsionador, ya que esto solo fomentará su actividad delictiva.

¿Qué hacer en caso de ser víctima de la extorsión telefónica?

Si ya eres víctima de la extorsión telefónica, hay algunas medidas que puedes tomar para protegerte a ti mismo y a tus seres queridos:

1. Mantén la calma: Es comprensible sentir miedo y preocupación ante la amenaza de un delito, pero intenta mantener la calma y pensar con claridad para poder tomar las medidas adecuadas.

2. No cedas a las demandas: No entregues el dinero exigido por el extorsionador. Esto solo fomentará su actividad delictiva y no garantiza que te dejen en paz. Además, es posible que el extorsionador siga pidiendo cada vez más dinero.

3. Corta la comunicación: Si estás hablando con el extorsionador, intenta cortar la comunicación lo antes posible. No cuelgues bruscamente, sino que intenta poner una excusa para cortar la llamada. Por ejemplo, puedes decir que alguien está tocando la puerta o que necesitas hablar con alguien urgente.

4. Denuncia: Denuncia inmediatamente el delito a las autoridades policiales. Proporciona toda la información que tengas sobre el extorsionador, como el número de teléfono utilizado, el contenido de las llamadas, el tiempo y la frecuencia de las mismas, entre otros datos.

5. Busca asesoramiento: Si te sientes abrumado o necesitas apoyo emocional, busca ayuda de un profesional o de un grupo de apoyo. La extorsión telefónica puede ser una experiencia traumática para una persona, por lo que es importante contar con el apoyo adecuado para superarla.

En resumen, la extorsión telefónica es un delito que amenaza la seguridad ciudadana. Para prevenirlo, es importante estar alerta y ser precavido ante cualquier llamada sospechosa o inesperada. En caso de ser víctima de la extorsión telefónica, es importante mantener la calma, no ceder a las demandas del extorsionador, cortar la comunicación, denunciar el delito a las autoridades y buscar asesoramiento emocional. Con estas medidas, se puede reducir la probabilidad de ser víctima de la extorsión telefónica y garantizar la seguridad y la paz en la comunidad.